México, las drogas más consumidas

Desde el año 2008, el consumo de drogas, bien sean médicas o ilegales, se han ido incrementando sobre en países como México, donde también su producción se ha visto muy elevada. Entre ellas podemos mencionar:

Marihuana:

Se trata de la droga ilegal favorita de los usuarios. Se conoce que sus efectos al ser fumada pueden ir desde la falta de coordinación física, hasta taquicardia, somnolencia o depresión. Así mismo, el humo de la marihuana contiene alrededor al menos un 70 por ciento más de sustancias que pueden causar cáncer en comparación con el humo del tabaco, de acuerdo a la Fundación por un Mundo Libre de Drogas (FMLD).

Cocaína:

Se trata de un estimulante del sistema nervioso que suele generar una fuerte adicción. Su efecto inmediato presenta síntomas como la paranoia, el enfado o la ansiedad. En cuanto a sus mayores riesgos, podemos mencionar el ataque cardíaco o la apoplejía, situaciones que pueden causar la muerte repentina.

Inhalantes:

Cuando se trata de drogas que se inhalan, estas se incrementaron de un 1,4% en 2002, a un 2,4% para el 2008. Dichas sustancias son las causantes de la irritación de la mucosa nasal y bucal. Entre los daños más graves que son generados por estas drogas se encuentran la ceguera, el infarto cerebral, la pérdida de memoria y problemas cardíacos.

Alcohol:

Uno de los efectos que se produce de inmediato por el consumo de alcohol es la euforia, la desinhibición y la sensación de bienestar repentino. Cuando se consume alcohol en exceso también puede causar daños permanentes al cerebro, presentándose como convulsiones y delirios, y por si fuera poco, dificulta la absorción de las vitaminas B, E, A, K y C.

Tabaco:

Cuando se tiene el hábito de fumar, eso perjudica en líneas generales a casi todos los órganos del cuerpo, aparte de provocar el envejecimiento prematuro de la piel y cuenta con una relación directa con los numerosos tipos de cáncer, entre ellos el de pulmón o el de la cavidad oral.

Tranquilizantes:

Dentro de esta categoría se encuentran los medicamentos que son utilizados para el tratamiento del estrés, la ansiedad o para conciliar el sueño. Su uso a corto plazo pueden generar aislamiento, cansancio y además disminuyen la reacción emocional. A largo plazo, generan cambios en el peso, dificultad para conciliar el sueño y alteración de los períodos menstruales.

Anfetaminas:

Es un tipo de drogas que son usadas para estimular el sistema nervioso. Se presentan en cápsulas o pastillas y pueden incrementar el estado de alerta generando comportamientos agresivos y violentos, sin dejar de mencionar la pérdida del apetito.

Éxtasis:

De acuerdo a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), en México al año, se consumen al menos 400 kilogramos de éxtasis. Esta droga incrementa la memoria, y también tiene efectos antidepresivos, aumentando la resistencia física. Contrariamente, puede causar la muerte repentina, pues conduce a la deshidratación y el daño cerebral.

Heroína:

Los efectos inmediatos presentan sequedad en la boca, pesadez del cuerpo y alteraciones del sistema nervioso central. Además, esta droga puede inducir el aborto espontáneo, el colapso venoso y enfermedades infecciosas debido al hecho de compartir las jeringuillas.

LSD:

Esta es una droga altamente alucinógena debido a que contiene sustancias químicas que logran alterar el estado de ánimo. Sus efectos alucinógenos pueden demorarse hasta unas 12 horas, causando mayor sensibilidad. Es una droga que puede llevar a la muerte, la esquizofrenia y la paranoia, por lo que, quien la consume se encuentra constantemente angustiado.