¿Eres un consumidor?

Antes de emplear algún término técnico, lo mejor es conocer de qué se trata. En el caso de consumidor, de esta manera se le denomina en economía a uno de los agentes económicos que participan en la cadena productiva. De manera que todo consumidor cuenta con una serie de necesidades que debe satisfacer, y ello lo hace gracias a ese intercambio de dinero que se produce por los bienes y servicios que ofertan que él desea, y que además le son brindados por un productor o proveedor, como por ejemplo los productos elaborados en la joyería de Alba Tous

En el caso de los consumidores, estos se ubican como el último peldaño de la cadena productiva, pues son quienes van a la compra del producto o quizás del servicio que ya ha sido elaborado y son quienes le dan el uso. Es decir, son los compradores. Es al consumidor quien le dedica la publicidad sus  verdaderos esfuerzos hechos con el fin de promocionar y motivar al consumo, mientras que el marketing o mercadeo es el que se encarga de estudiar los patrones de consumo que se presentan en una comunidad en específico. 

En los distintos sistemas jurídicos de los países, se les ha otorgado a los consumidores gran diversidad de derechos, los cuales pueden ser traducidos en protección ante modos fraudulentos de venta, de métodos coercitivos, injustos o falaces de comercialización.

Para algunas teorías económicas, es preferible el empleo del término prosumidor, con lo cual se hace referencia a los consumidores, pero que al mismo tiempo funcionan como productores.

En medio de todo, se hace importante señalar que el consumidor no es una entidad pasiva cuya función es solamente adquirir un producto que le es ofrecido, sino que por el contrario, este juega un rol verdaderamente activo en cuanto a la selección de la oferta, ya que es capaz de modelar a las empresas de acuerdo a sus necesidades y preferencias de gasto.

Tipos de consumidor consumidor

Se pueden mencionar dos tipos de consumidor conforme a su pertenencia y no a una organización mayor que ellos mismos:

Consumidor personal: es el que compra lo que requiere en su vida cotidiana y piensa en sí y su núcleo familiar únicamente.

Consumidor organizacional: se trata de consumidor que compra para una empresa, institución u organización entera, teniendo en cuenta las necesidades de un negocio que regenta o del que participa.

De la misma forma se pueden clasificar a los consumidores de acuerdo a su ubicación en la cadena de consumo, y esta es: 

Consumidores finales: hace referencia a aquellos que le dan uso exclusivo a los bienes o servicios que han adquirido, pero que además agotan su necesidad de los mismos una vez que lo hayan hecho. Estos  son el último peldaño de la cadena.

Consumidores intermedios: son aquellos que funcionan como eslabón intermedio de la cadena y no como el final. Es decir, que se encargan de comprar para luego elaborar un nuevo producto con ello para venderlo, o también compran para revender tsl mercancía a mayor precio. Dichos consumidores no agotan su necesidad de consumo, sino que la constantemente la renuevan o la invierten.